Desarrollo web

8 mejores consejos de productividad para desarrolladores y programadores

productividad

No es fácil mantenerse productivo como desarrollador. Es un trabajo mentalmente estresante que puede agotar rápidamente la mente y también requiere mucha atención. Entender cómo puedes concentrarte en tu trabajo, tomar atajos usando la automatización y lidiar con las distracciones puede ayudarte mucho a sacar el máximo provecho de tus horas de trabajo. En esta colección, puedes encontrar buenos consejos de productividad para desarrolladores y programadores, desde encontrar las mejores herramientas para desarrolladores hasta tomar descansos regulares para eliminar con éxito las distracciones mientras trabajas.

  1. Encontrar el mejor editor de código

La productividad de los desarrolladores comienza con un buen editor de código fuente. Aunque hay muchas opciones estupendas en el mercado, es difícil saber cuál es la mejor: todo depende de tus objetivos y necesidades. Merece la pena probar diferentes editores de código para ver cuál se adapta mejor a tu flujo de trabajo. Aquí tienes algunos aspectos importantes que debes tener en cuenta…

Qué lenguaje(s) de programación estás utilizando. Necesitas un editor de código que ofrezca resaltado de sintaxis para los lenguajes que necesitas (al menos como un plugin). Algunos editores de código también vienen con resaltadores de sintaxis para tecnologías populares como React, no sólo para lenguajes de programación.

Si el editor de código que has elegido tiene un ecosistema de temas y plugins adecuado que proporciona la funcionalidad que necesitas (por ejemplo, un tema de alto contraste si tienes baja visión).
Si envías tu trabajo a una plataforma para compartir código, como GitHub o Bitbucket, podrías encontrar útil la funcionalidad Git incorporada. Por ejemplo, Visual Studio Code te permite enviar directamente tu trabajo a GitHub sin salir del editor.

Si quieres utilizar tus propios fragmentos de código y/o atajos de teclado, también es una buena idea elegir un editor de código que te permita añadirlos o importarlos.

  1. Empieza con la tarea más difícil cada día

Es fácil perderse en las tareas diarias y la procrastinación es también un hábito común de los desarrolladores – especialmente, si trabajas como freelance y tienes que gestionar tus propios plazos. Por lo tanto, es frecuente que trabajes todo el día y, al final de la jornada, te des cuenta de que apenas has conseguido nada. Puedes evitarlo si, en lugar de hacer varias cosas a la vez, creas una jerarquía de tareas diarias y empiezas por la más difícil cada día.

Aunque la multitarea se ha visto como algo positivo durante muchos años, resulta que no es adecuada para la mayoría de la gente. Las investigaciones han demostrado que sólo el 2% de la población es buena en la multitarea, mientras que el resto puede sufrir una pérdida de productividad de hasta el 40%. Así que, si estás en el 2% sigue con la multitarea, de lo contrario prioriza tus tareas y céntrate sólo en una cosa al mismo tiempo.

  1. Tómate descansos con regularidad

Los seres humanos no pueden concentrarse en la misma cosa durante un tiempo ilimitado y esto es especialmente cierto en el caso de un trabajo mental duro como la programación. Puedes encontrar diferentes estudios sobre el límite de tiempo que las personas pueden concentrarse en una tarea sin que su mente divague hacia otra cosa. Por ejemplo, este estudio afirma que la atención sostenida es posible durante unos 45 minutos, mientras que otro menciona 52 minutos consecutivos seguidos de un descanso de 17 minutos.

Además, tenemos la famosa Técnica Pomodoro, que utiliza un temporizador de cocina con forma de tomate para medir el tiempo. Funciona con bloques de tiempo de 25 minutos con descansos cortos de 5 minutos y descansos largos de 10 minutos. La técnica Pomodoro se ha hecho tan popular entre la comunidad de desarrolladores que incluso hay aplicaciones Pomodoro que puedes utilizar mientras trabajas.

En definitiva, no hay una regla de oro y cada persona tiene un límite de tiempo diferente, por lo que tendrás que experimentar un poco para encontrar lo que mejor te funciona. Tampoco vale la pena seguir una regla muy estricta: si ya estás en el flujo, no interrumpas tu trabajo sólo porque ha llegado la hora de la pausa.

Sin embargo, hay una cosa importante que debes recordar. La pausa tiene que ser una pausa real cuando te levantes del escritorio. Revisar los correos electrónicos, las notificaciones de Slack, las redes sociales, los blogs o simplemente mirar cualquier tipo de pantalla no importará como descanso para tu cerebro, todas las investigaciones sobre el tema lo afirman como un hecho.

  1. Programe sus tareas con antelación

Programar tus tareas con antelación también puede aumentar significativamente tu productividad. Puedes crear listas de tareas y marcar las tareas completadas utilizando aplicaciones de tareas como Wunderlist y Todoist, o establecer flujos de trabajo con una aplicación como Trello. Hoy en día, también hay muchas opciones estupendas que te permiten integrar diferentes herramientas de productividad, como Zapier e IFTTT (If This Then That).

Con la programación de tareas, también tendrás que realizar algunos experimentos y pensar qué tipo de herramientas vas a necesitar realmente. Seguro que puedes utilizar más de una aplicación para gestionar las tareas, sin embargo, también existe el riesgo de utilizar demasiadas herramientas al mismo tiempo. En algunos casos, demasiada complejidad puede incluso llevar a una pérdida de productividad.

  1. Controla tus horas de trabajo

Aunque no a todo el mundo le gusta hacer un seguimiento de sus horas de trabajo, poner en práctica una aplicación de seguimiento del tiempo puede ayudar mucho si tienes problemas con la gestión del tiempo. El seguimiento del tiempo puede aumentar tu productividad sobre todo porque puedes ver cómo has pasado tu tiempo durante el día para que puedas filtrar posibles distracciones. Los controladores de tiempo también pueden ser un regalo del cielo si eres un autónomo, ya que te ayudan a facturar a tus clientes por horas.

  1. Automatice las tareas repetitivas

Automatizar las tareas repetitivas es una necesidad hoy en día como desarrollador. No es una coincidencia que DevOps (la intersección de Desarrollo y Operaciones) esté de moda últimamente, ya que se trata de la automatización. No necesitarás mucha automatización en la fase de desarrollo, sin embargo, hacer que tu código de desarrollo esté listo para la producción implica un montón de tareas repetitivas.

Por ejemplo, como desarrollador de frontend, puedes utilizar un ejecutor de tareas para realizar automáticamente tareas rutinarias en tu código, como la minificación, la optimización de imágenes, el auto-prefijado, y otras.

  1. Utiliza la línea de comandos

Además de la automatización de tareas, también es una buena idea hacer un hábito de uso de la línea de comandos en su flujo de trabajo diario. En primer lugar, puedes acelerar significativamente tu flujo de trabajo si utilizas una CLI (Command Line Interface) en lugar de una GUI (Graphical User Interface). En segundo lugar, el uso seguro de los comandos CLI es una importante habilidad de programación que puedes utilizar en muchas otras áreas de tu trabajo.

  1. Eliminar las distracciones

Las distracciones son el mayor enemigo de la productividad, por lo que debes encontrar la manera de eliminarlas en la medida de lo posible. Por desgracia, tienen una naturaleza furtiva, por lo que no es nada fácil atraparlas. Esto se debe principalmente a que muchas veces no parecen una distracción en primer lugar.

Por ejemplo, revisar el correo electrónico cada hora, ver un nuevo videotutorial en YouTube o chatear con los compañeros en Slack pueden considerarse tareas relacionadas con el trabajo, pero si les dedicas demasiado tiempo, puede que te des cuenta de que no has logrado tanto al final del día.

Por lo tanto, debes tener mucho cuidado con las distracciones y tomar precauciones siempre que puedas. Por ejemplo, puedes decidir revisar tus correos electrónicos sólo dos veces al día, desactivar las notificaciones de Slack mientras trabajas o bloquear los sitios web que te distraen y que visitas con frecuencia durante el trabajo.

Conclusión

Si sigues estos consejos de productividad o al menos algunos de ellos, podrás utilizar tus horas de trabajo de forma más eficiente y también mejorar tu flujo de trabajo de desarrollo al mismo tiempo. Aunque adquirir un nuevo hábito puede ser difícil al principio, rápidamente se convierte en una segunda naturaleza.

Recuerda que la experimentación es la clave de la productividad. Si pruebas una técnica o herramienta que no te funciona, deséchala y pasa a la siguiente, hasta que encuentres la que mejor se adapta a tu flujo de trabajo y a tu personalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *